La Fórmula 1 se pone austera

Imprimir Imprimir Recomendar Imprimir


Todos sienten las consecuencias: despidos en los equipos, las escuderías viajan en clase económica en lugar de en "business", las presentaciones de los coches se hicieron sin pompa, las fiestas se cancelaron.

En el exclusivo "paddock club" en los circuitos quedan plazas libres para VIPS y gente de negocios. Y los organizadores de la carrera en Australia, primera de la temporada, temen un descenso de espectadores y por consiguiente, más pérdidas.
 
 Esa sociedad acostumbrada a vivir a cuerpo de rey debe aprender algo nuevo: la humildad. "Hemos vivido en un mundo que no volveremos a vivir", opina Katja Heim, socia de Ecclestone y responsable del marketing de varios circuitos con su agencia KHP. "Serán dos años duros para la Fórmula 1", aventura.
 
 Los presupuestos de los equipos de más de 400 millones de euros (542 millones de dólares) forman parte del pasado. Max Mosley, como presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), se apropió desde hace tiempo del papel de comisario de ahorro y lamenta la "cultura del despilfarro", de la que culpa a los fabricantes, los caballos que tiran de la Fórmula 1 desde el punto de vista económico.
 
Pero la crisis mundial ha hecho que la Fórmula 1 se dé cuenta de la realidad que aventuraba Mosley, y ha puesto freno a los gastos. Las ventas se hunden, el número de despidos y de trabajadores temporales crece.
 
En las oficinas de dirección cada vez es más difícil justificar el gasto en el automovilismo. "BMW gasta hoy con su equipo de Fórmula 1 ya el 40% menos que en 2005, cuando suministrábamos motores a Williams", señala el jefe deportivo de BMW, Mario Theissen, sobre el primer éxito de ahorro en su equipo.
 
Un ahorro de un 30%
 
La necesidad une: los diez equipos van a ahorrar un 30% este año gracias a los grandes cambios en el reglamento y restricciones en el uso de motores y en los tests, unos 1. 000 millones de euros menos que el año pasado. En 2010 los gastos serán un 50% más bajos que en 2008.
 
A través de la asociación de equipos, la FOTA, las escuderías acordaron más medidas como una sola voz. El eslogan: más acción por menos dinero. Se debe encontrar el equilibrio entre sanear y ahorrar demasiado, hasta el punto de llegar a la desaparición.
 
Mosley y el Consejo Mundial de la FIA fueron más allá que la FOTA con las medidas aprobadas la pasada semana para la temporada 2010, entre las que se prevé limitar voluntariamente el presupuesto a unos 43 millones de dólares a cambio de tener más libertad técnica que los equipos con medios ilimitados.
 
Depende de los patrocinadores
  
Si eso ayuda a mantener equipos en la Fórmula 1 o a ganar unos nuevos está aún por ver. Mucho depende de los patrocinadores. El año clave será 2010, cuando la crisis golpee de manera rotunda. Ya en la temporada que está a punto de comenzar en Australia el domingo se esperan 80 millones de euros menos de los patrocinadores, según el portal 'motorsport-total.com'. Y la tendencia es seguir bajando.
 
Sobre todo, los bancos huyen, y ya se anunció la salida de los golpeados Bank of Scotland (Williams) e ING (Renault), participados en parte por los Estados británico y holandés, respectivamente. Los protagonistas están aún, sin embargo, convencidos de los efectos provechosos de la Fórmula 1. "Una campaña de publicidad con un efecto comparable hubiera costado mucho más que nuestro gasto en Fórmula 1", aseguró el director deportivo de Mercedes, el alemán Norbert Haug.
 
La firma es socia de McLaren y suministra motores a Force India y a Brawn GP y está convencida de su compromiso en la Fórmula 1. La experta en marketing Katja Heim avisó a los patrocinadores de la salida prematura de la Fórmula 1. "Si se parara todo, repercutiría al final muy negativamente. La Fórmula 1 es aún una de las mejores plataformas de marketing".

Noticias anteriores de Fernando Alonso


Fernando Alonso, comienza la salida


Fernando Alonso (Renault) ha sido cauto sobre sus posibilidades de conseguir el tercer título mundial de Fórmula Uno en la presente temporada y ha comentado que con tantos cambios es imposible predecir lo que puede pasar. "Ahora mismo es imposible predecir lo que puede pasar en este campeonato. Está tan abierto y hay tantas dudas sobre tantas cosas y cuán rápido son los equipos, que podemos hablar de un abanico de diez o doce pilotos que pueden ganar esta carrera, sin exagerar, algo que no había pasado antes", dijo Fernando Alonso. "Esto es bueno por una parte", comentó, "pero malo por otra. Aunque noso [...+]

Fernando Alonso se rebajará el sueldo


En los tiempos que corren, con empresas de todos los sectores despidiendo a multitud de empleados, las estrecheces también han llegado a los pilotos de fórmula 1. Así lo entiende la mayoría de los ejecutivos de los equipos. Primero fue Max Mosley, el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). "Los pilotos tienen que rebajarse su sueldo. Siempre será mejor pagar un millón de euros que 20 y tener que echar a 500 personas", dice. Stefano Domenicali, jefe de la escudería Ferrari, se suma a la tesis: "Todos los equipos, los grandes y los pequeños, se están apretando el cintur&oac [...+]

Fernando Alonso a por el mundial


Fernando Alonso, en la información previa al Gran Premio de Australia que ha distribuido la escudería Renault, manifiesta que el objetivo para este año es luchar por el campeonato. "El pasado año terminamos muy fuertes y el objetivo para este año es luchar por el campeonato. Pero tenemos un montón de cambios este año y nadie sabe realmente que va a ocurrir en Melbourne, pero lo que hemos visto en las pruebas los coches están muy cerca unos de otros y desde luego habrá lucha", comenta Fernando Alonso, que iniciará este fin de semana su novena temporada en Fórmula Uno. Sobre el desarrollo experimentado [...+]

Fernando Alonso podría hacer historia


En las horas muertas de actividad cero en los circuitos de Fórmula 1, la trouppe de acreditados mata el tiempo hablando de cualquier cosa. La burbuja impone sus reglas. Es difícil acceder al «paddock», hay poca variedad de caras nuevas y las conversaciones entre la gente se vuelven recurrentes. Cuando un piloto accede al diálogo (en casa Renault es más fácil, todo es más cercano que en otras macro-estructuras), el parloteo termina siendo un interrogatorio por motivos obvios. El año pasado, Estambul Park en Turquía, Fernando Alonso se prestó al juego. «¿Cuánta vida útil te queda en [...+]
pie